Fundación de Estudios de Derecho

  • 1
  • 2
Martes, 25 Junio 2013 16:03

INCOMPETENCIA POR LA MATERIA NO SE PUEDE PROPONER EN FASE DE EJECUCION DE SENTENCIA #PROCESAL #FUNED #JURISPRUDENCIA Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

INCOMPETENCIA POR LA MATERIA NO SE PUEDE PROPONER EN FASE DE EJECUCION DE SENTENCIA #PROCESAL #FUNED #JURISPRUDENCIA

PUNTO PREVIO

De la revisión de las actas que conforman el presente expediente, la Sala pudo constatar, que el caso de autos no constituye uno de los supuestos en los cuales le corresponde a este Alto Tribunal conocer de solicitudes de regulación de competencia, a saber, cuando la falta de competencia es declarada por un Juzgado Superior y cuando los tribunales en conflicto, no tienen un Juzgado Superior común. Supuestos ajenos al caso sub iudice, ya que los tribunales en conflicto efectivamente, sí tienen un Juzgado Superior común en su Circunscripción Judicial, que dirima el conflicto suscitado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 71 del Código de Procedimiento Civil.

            Ante tal premisa, lo conducente sería que la Sala remitiera el presente expediente al Juzgado Superior común de  los tribunales en conflicto para que fuese él, quién se pronunciare sobre la regulación planteada.

            No obstante, considerando esta Sala, que el presente juicio se encuentra en estado de ejecución, y que además, el punto suscitado de falta de competencia, comenzó a discutirse el 23 de abril de 1996, la remisión del expediente a otro tribunal en razón de una nueva declinatoria de competencia, constituiría una dilatación inútil, con fundamento en una formalidad que en atención a las razones precedentemente citadas se torna no esencial en este caso.

El hecho de que esta Sala decline nuevamente la competencia a otro órgano jurisdiccional, iría en contra de la obligación que tiene el Estado de administrar Justicia en forma expedita, sin dilaciones indebidas, sin formalismos o reposiciones inútiles, según lo dispone el artículo 26 de la Constitución Nacional.

Por tanto, en mérito de tales motivos, la Sala decide entrar a dirimir el conflicto de competencia planteado, en los términos siguientes:

ÚNICO

En el caso de autos, nos encontramos ante un juicio por cobro de bolívares en el cual fue celebrada por las partes una transacción, que fue posteriormente homologada por el tribunal de la causa, lo que permite determinar a esta Sala, ab initio, que el presente juicio se encuentra en estado de ejecución, dado el carácter de sentencia pasada con autoridad de cosa juzgada que adquirió ese medio de autocomposición procesal celebrado por las partes, según se evidencia del auto de fecha 27 de febrero de 1996, dictado por el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del estado Trujillo, con sede en Valera cuyo, tenor es el siguiente:

“...En consecuencia se homologa la transacción a que ambas partes llegaron, procediéndose como en sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada, se mantiene la medida decretada en el presente proceso y ejecutada por el comisionado hasta tanto conste en autos el cumplimiento de la transacción. Una vez hecho todo lo antes ordenado archívese el expediente...”.

            Luego de celebrada la transacción, se opuso un tercero a la medida de embargo dictada y practicada por el Juzgado de Cognición, oposición esta que se encuentra en trámite y que, como consecuencia del conflicto de competencia suscitado, no ha sido decidida.

La Sala advierte, que en el caso in-comento, la crisis de competencia surge en etapa de ejecución de sentencia, por efecto de haber quedado definitivamente firme el acto bilateral de autocomposición procesal de transacción, el cual adquirió carácter de cosa juzgada, al no haber sido ejercido contra él ningún recurso procesal de impugnación. Por ello, a los efectos de dirimir el presente conflicto de no conocer, es menester precisar, si en esta etapa de ejecución, en la cual se encuentra este juicio, es factible solicitar, incluso de oficio, la regulación de la  competencia.

El artículo 256 del Código de Procedimiento Civil, dispone lo siguiente:

“Las partes pueden terminar el proceso pendiente, mediante la transacción celebrada conforme a las disposiciones del Código Civil. Celebrada la transacción en el juicio, el juez la homologará si versare sobre materias en las cuales no estén prohibidas las transacciones, sin lo cual no podrá procederse a su ejecución...”

En ese sentido, esta Sala de Casación Civil, en sentencia N° 20, de fecha 11 de octubre de 2001, con ponencia del Magistrado que con tal carácter suscribe ésta, en el juicio de Nelson Cárdenas Serna contra Libia Yasmine Anzola, expediente N° 01-087, estableció lo siguiente:

“...por efecto de haber quedado definitivamente firme el acto bilateral de autocomposición procesal de convenimiento el cual adquirió carácter de cosa juzgada.

 La Sala observa, que el presente juicio se encuentra en etapa de ejecución y que si bien la falta de competencia en razón de la materia puede declararse en cualquier estado e instancia del proceso, debe entenderse que la etapa de ejecución de la sentencia definitivamente firme no es un estado del proceso,  porque éste ha concluido con la sentencia definitivamente firme, lo que determina, que se ha producido la terminación de la contención o litis, por lo que resulta extemporáneo en tal situación, plantear, incluso de oficio, la falta de competencia.” (Subrayado y negrillas de la Sala)”.

De acuerdo al precedente jurisprudencial citado al encontrarse el juicio en etapa de ejecución, no puede ser planteado en esta oportunidad la falta de competencia, ya que si bien la misma puede declararse en cualquier estado e instancia del proceso, debe entenderse que la etapa de ejecución de la sentencia definitivamente firme no es un estado del proceso, ya que éste concluyó con la transacción celebrada, y debidamente  homologada.

Es por ello, que la Sala, ratificando la doctrina ut supra referida, estima que en el sub iudice se ha producido la terminación de la contención o litis, lo que determina que es extemporáneo, plantear incluso de oficio, en esta fase la falta de competencia. Así se establece.

Con respecto a qué tribunal le corresponde conocer en etapa de ejecución, el artículo 523 del Código de Procedimiento Civil, es muy claro, cuando dispone lo siguiente:

“La ejecución de la sentencia o de cualquier otro acto que tenga fuerza de tal, corresponderá al tribunal que haya conocido de la causa en primera instancia. Si fuere un tribunal de arbitramento el que haya conocido en primera instancia, la ejecución corresponderá al Tribunal natural que hubiere conocido del asunto de no haberse efectuado el arbitramento.” (Subrayado de la Sala).  

Por tanto, de acuerdo a las anteriores consideraciones y de conformidad con lo dispuesto en la norma transcrita, el tribunal correspondiente para llevar a cabo la ejecución de la sentencia o cualquier otro acto que tenga fuerza de tal, lo será el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del estado Trujillo, con sede en Valera, por ser éste quien conoció en primer grado la causa y, además, quien terminó ésta con la homologación del medio de autocomposición procesal celebrado por las partes en este juicio, el cual como se expresó, quedó definitivamente firme al no ejercerse contra el ningún recurso procesal de impugnación.

Esto, concordado con lo precedentemente expuesto sobre la oportunidad procesal para plantear un conflicto de competencia, lleva a esta Sala a determinar que dicho tribunal también será competente para resolver cualquier incidencia que se presente en la etapa de ejecución del fallo, incluso las que tengan que ver con la oposición de un tercero a la práctica de una medida, independientemente de las razones o fundamentos de esa oposición. Así se decide.

Visto 1501 veces Modificado por última vez en Jueves, 27 Junio 2013 10:14
Inicia sesión para enviar comentarios